Del 05.11.2022 al 03.12.2022

“Tres Décadas de Bar Lemmy”

Lugar: Drunkorama
Fechas: del sábado 5 de noviembre al 3 de diciembre
Hora inauguración: 13:00h

En esta exposición haremos un recorrido por treinta años de historia de un bar legendario. En 1992, con más ganas que claridad de ideas y experiencia, su artífice se lanzó a montar un bar de heavy rock en Málaga, algo a lo que llevaba dándole vueltas desde que pinchara en otros bares de rock y que muchos consideraron una locura. Y la oportunidad surgió en la barriada de Santa Paula, donde permaneció hasta que tuvo ocasión de trasladarse al centro, ubicación que tuvo en mente desde el principio. Eran tiempos de vinilos y casetes variados, el cd empezaba a hacer acto de aparición e internet era ciencia ficción. La música que sonaba en los bares había que comprarla: comprar música, ¡qué tiempos! Y, después de 30 años, el Bar Lemmy sigue al pie del cañón, habiendo sobrevivido a modas, relevos generacionales, crisis económicas, pandemias, derrumbe del techo del local, etcétera. La suya es una historia de rock y resistencia; tanto es así que, ahora, el local se encuentra en uno de sus mejores momentos. Superados dos años de pandemia, este año tocaba celebrar por todo lo alto el 30 cumpleaños de este lugar mítico. Y, además de esta exposición, habrá un par de fiestas, conciertos, y más actividades.

En resumidas cuentas, esta muestra hace un apasionante recorrido fotográfico a lo largo de una historia cuyos protagonistas son gente con mucha pasión por la música y la necesidad y ganas de currar en algo que sintiesen propio, sin tener que levantarse cada mañana, como tantos otros, preguntándose ¿qué cojones estoy haciendo con mi vida? Y gracias a eso, Málaga cuenta con un local dedicado a la música rock mítico, un garito legendario por el que han desfilado diferentes generaciones. Fuera han cambiado muchas cosas y no diremos que en el Lemmy no haya cambiado nada, pero sigue conservando su filosofía y su esencia contra viento y marea. 

¿Por qué no te lo puedes perder?
Todos estaremos de acuerdo en que 30 años es mucho tiempo, y más aún si hablamos de un proyecto que, por sus características, nace condenado a muerte. Y es que, en Málaga, es fácil que tengan éxito y proliferen bares dedicados a otro tipo de música, pero el rock, a pesar de contar con muchos adeptos, no es el estilo más popular por estos lares. Aunque pueda sonar a tópico, las grandes historias suelen estar protagonizadas por gente corriente, anónima, las historias que tienen tintes casi heroicos las protagonizan gente como Juanma y Bea a los que mueve principalmente la pasión y convierten, en este caso el amor por la música, en forma de vida.

Comparte