Del 12.11.2022 al 16.12.2022

Daniel Alea “Gasolina y Polvo”

Lugar: Escuela Apertura
Fechas: del sábado 12 de noviembre hasta el 16 de diciembre
Hora inauguración: 12:00h

Esta expo va de un viaje inolvidable, un viaje que todos querríamos hacer, un viaje de ensueño para el que hace falta arrojo pero, por encima de todo, ganas de vivir una experiencia alucinante. Esta expo va de que te montes con sus protagonistas en una moto y te lances a la aventura. Cuatro años antes de este viaje, Daniel visitó por vez primera Marruecos. Lo hizo en compañía de su amigo Óscar; compraron un Renault 4 (modelo conocido como Cuatro latas) con la intención de recorrer el país y elaborar un diario gastronómico. Al regresar, supo que quería volver a recorrer esas carreteras, pero en motocicleta. Se lo comentó a su amigo Fernando al cual le pareció un plan fantástico. Más tarde, se sumaron David y Keko.

Después de varios meses fantaseando con el viaje, en la primavera de 2019, por fin, emprendieron la travesía en moto a Marruecos. La idea era llegar hasta la duna de Merzouga. En total recorrieron unos 3.200 kilómetros durante nueve días y, como todo buen viaje, no estuvo exento de imprevistos. Daniel reconoce que, cuando planificó la aventura, fue demasiado ambicioso con los kilómetros que cubrirían cada jornada. El primer día que pisaron Marruecos, después de 200 kilómetros, la rueda trasera de David empezó a descomponerse lo cual le llevó a replantearse todo el periplo. Encontraron un mecánico que, después de varias horas, logró arreglar la moto superando todas las expectativas y es que, entre otras muchas cosas, descubrieron que los mecánicos de Marruecos están hechos de otra pasta. Esto les permitió proseguir el viaje todos juntos, pero les obligó, como decíamos, a recalcular la ruta y sacrificar el llegar a la duna y dormir en ella. Igualmente, la experiencia fue inolvidable. Todavía recuerda las rectas eternas del sur y el sonido del viento y del motor susurrándole cosas al oído, así como el dejarse arrastrar por el cansancio y los paisajes increíbles. Daniel confía en que, tarde o temprano, volverán para cumplir con el propósito de dormir en la duna.

Daniel Alea (Santurce, 1978), pasó parte de su juventud en San pedro de Alcántara (Málaga). Con 20 años se muda a Madrid, donde reside actualmente, para estudiar el Máster de Fotografía en la escuela EFTI. Lleva más de quince años trabajando para las principales cabeceras nacionales retratando a todo tipo de personalidades: actores, políticos, músicos y deportistas. También ha realizado trabajos publicitarios para marcas como Hyundai, Puma, Ballantines, etcétera. Todo ello sin dejar de lado su trabajo personal y sin dejar de hacerle hueco, como muestra esta exposición, a su naturaleza nómada y aventurera.

¿Por qué no te lo puedes perder?
El viaje ha estado presente en la historia de los seres humanos desde sus orígenes. Nuestros antepasados fueron nómadas y, por tanto, la necesidad del desplazamiento, con todo lo que conlleva en forma de aventura y descubrimiento, está inscrita en nuestros genes. Pero se puede viajar a muchos sitios y de muchas maneras. La experiencia del viaje cambia de modo radical dependiendo del medio de locomoción escogido. Daniel decidió viajar a un enclave desconocido por muchos y, además, empleando un medio de transporte versátil y romántico. Viajó en una motocicleta al más puro estilo de Gael García Bernal en aquella película en la que encarnaba a un jovencísimo Che rebosante de ideas y ansías por conocer el mundo. Además del paisaje, estaban las sensaciones derivadas de desplazarse con el cuerpo al aire libre (el viento, los sonidos) y en contacto casi directo con la tierra. Y esta exposición pretende, precisamente, hacerte partícipe de esas sensaciones. Te invitamos a Marruecos, con motos y a lo loco.

Comparte